jueves, 19 de abril de 2012

klartelera 19 abril 2012

Descargar audio

Resumen de críticas (29min).

Críticas de:

  1. Grupo 7 (42min) (filmaffinity)
  2. Madrid, 1987 (1h 4min) (filmaffinity)
  3. Cairo Time (1h 4min) (filmaffinity)
  4. Take Shelter (1h 16min) (filmaffinity)
  5. De Nicolas a Sarkozy (1h 21min) (filmaffinity)
  6. La fría luz del día (1h 25min) (filmaffinity)
  7. Alps (1h 36min) (filmaffinity)
  8. Battleship (1h 43min) (filmaffinity)
  9. Mi hijo y yo (1h 48min) (filmaffinity)
  10. Los infieles (1h 49min) (filmaffinity)
  11. Lorax. En busca de la trúfula perdida (1h 50min) (filmaffinity)
  12. Titanic (1h 51min) (filmaffinity)
  13. Ira de Titanes (1h 52min) (filmaffinity)
  14. La cazarrecompensas (1h 52min) (filmaffinity)
  15. Todos los días de mi vida (1h 52min) (filmaffinity)
  16. Al borde del abismo (1h 54min) (filmaffinity)
  17. Blancanieves (Mirror, Mirror) (1h 54min) (filmaffinity)

Recomiendan (1h 55min): Grupo 7, Cairo Time, Almanya: Bienvenido a Alemania, La invención de Hugo, Los idus de marzo, Shame y The Artist.

Próximos estrenos (1h 56min): Esto no es una película, Kiseki (Milagro), La pesca del salmón en Yemen, Los juegos del hambre, Si quiero silbar, silbo y Soul Surfer.

6 comentarios:

aristarcos dijo...

Me veo obligado a contestar los comentarios que Juan ha hecho respecto a la investigación española en el último Klartelera. Según Juan los profesores de la universidad, que están contratados para dar clase, han descubierto que un modo de librarse de impartir clase es hacer como que investigan. El mecanismo se basa en publicar en revistas que aceptan cualquier cosa simplemente por dinero y en las que se citan mutuamente los unos a los otros para aparentar que la investigación es relevante cuando en realidad es una tontería. Además esta investigación faudulenta la hacen los becarios mientras que los catedráticos y los profesores simplemente firman para conseguir el reconocimiento del mérito obteniendo de este modo una disminución en las horas de clase.
Esta situación, según Juan, causa un gran dispendio a las arcas públicas que va a parar a las editoriales y convierte la investigación española en una mierda irrelevante, un engaño monumental sin resultados de ningún tipo. Al parecer, eso sí, una vez Juan conoció a un investigador que sí era honesto aunque no publicaba nada porque no obtenía resultados.

Esta visión de la universidad y de la investigación españolas es una exageración que poco tiene que ver con la realidad. En primer lugar, no es cierto que a los profesores se les pague simplemente por dar clases. Juan se olvida de que son Personal Docente e Investigador y que tienen menos horas de clase que los profesores de secundaria sobre todo porque deben dedicar una parte importante de su tiempo a la investigación, tal y como se estipula en sus contratos. Esto es así por una buena razón, no se puede tener una educación de calidad que responda con rapidez a un mundo en continuo cambio tecnológico si los profesores no se encuentran dentro de la red de investigadores que está creando estas mejoras científicas y técnicas.
Juan critica sobre todo los criterios de evaluación de la carrera investigadora basados en el número de publicaciones y citas aduciendo que se publica sólo con pagar y que se crean redes de amiguetes que se citan unos a los otros. No seré yo quien diga que no hay problema con las evaluaciones o en el mundo editorial, los hay pero no son tan graves como para concluir que la ciencia es un fraude. Es cierto que hay revistas en las con sólo pagar se puede publicar, pero todos sabemos cuales son y no son representativas de la mayoría. En casi todos los casos que he conocido en mis 20 años en el mundo de la investigación he visto gente que se deja la piel por hacer un trabajo de primer nivel internacional y que llega a la enemistad personal por conseguirlo. Publicar en una buena revista no es nada sencillo y es cierto que tan poco es barato y esto último debería solucionarse. Pero el mayor escollo para publicar en una buena revista es hacer una investigación de buena calidad y eso no es barato.

De todos modos Juan no debería preocuparse porque en este país los investigadores sigamos inflando las estadísticas y cometiendo un fraude monumental al que llamamos investigación porque con los recortes de hace dos semanas la investigación se ha sentenciado a muerte (a una muerte rápida) y la mayor parte de nuestro capital humano ya está migrando, a pesar de la disrupción personal que eso conlleva, a tierras en las que sí se les aprecia. En general fuera del país se nos considera científicos esforzados y de primer nivel. Será fuera donde crearemos la tecnología y el mundo de mañana, como fue fuera donde se creó el de hoy mientras las universidades españolas languidecen con un profesorado alejado del progreso tecnológico.

Anónimo dijo...

Me pareció esclarecedor el comentario de Juan sobre la investigación, a la manera descarnada y cruda del programa de destapar todo lo que no se nos cuenta y que no quieren que sepamos que yo agradezco tanto. Me quedé pensando que todos podríamos hacer una reflexión en el mismo sentido acerca de los entresijos de la profesión que conocemos. Otra cosa es que fuéramos valientes para hacerlo. Y mucha gente se sorprendería si habláramos en los mismos términos de conductas delirantes en la medicina, la abogacía, la docencia en institutos… Pero por pudor seguramente no lo haríamos, por una necesidad de protegernos, intentando que esas conductas y situaciones no trasciendan. Y porque a lo mejor no está bien visto porque esas profesiones están protegidas socialmente o tienen un estigma positivo. Sin embargo en todos sitios hay malos profesionales, gente aprovechada y situaciones de "manga ancha", y me parece demoledor tener la osadía de difundirlo. Eso es lo que pedimos entre otras cosas a programas como este: otro enfoque en las cosas. Eso puede que no guste a los profesionales del sector pero hemos de ser críticos aunque no nos guste que se vean nuestras faltas. La situación que describe Juan es real y contrastada, y por supuesto, y esto es muy importante, él se encargó de subrayar que no en todos los casos es así

Anónimo dijo...

Respecto a ALPS, lo único bueno de haber ido al Yelmo en festivo fueron los cinco euros que me costó porque aproveché un cupón del periódico. Solo espero que los espectadores de la sala fueran avisados como yo del tipo de película que iban a ver. Esperaba ver algo moderadamente original y diferente, porque Canino me pareció que ofrecía un poco de aire fresco, con una trama en dos planos, el superficial y el plano profundo de la connotación, y algunos apuntes muy buenos, como la reflexión lingüística sobre la convención del lenguaje y la arbitrariedad significante-significado, bastante curiosos.

Sin embargo esta película es más de lo mismo en cuanto a la morosidad de los diálogos y discurrir de las situaciones pero la trama no es creíble y no funciona. Además hay salidas de tono incomprensibles para provocar deliberadamente al espectador y que no obedecen a nada que lo sustente. Así pues, parece un tipo de humor absurdo pero que realmente no funciona, y por eso se producen situaciones que yo sinceramente no me puedo explicar, e incluso llegué a pensar que me había perdido algo. El argumento, una vez que se capta, es repetitivo y efectista, con pequeños actos delirantes como he dicho y sin solidez en conjunto

Un saludo,
suzannelove

Unknown dijo...

@Anonimo

La cuestión no es si criticar es positivo o no. Por supuesto que la crítica constructiva es positiva. En mí comentario anterior enlazo a un blog de física en la que se critican duramente bastantes cosas de la institución científica. El problema es difundir una visión completamente deformada de la realidad. No es cierto que la visión de Juan sea contrastada y real, es sólo su opinión y no creo que sea real. Para empezar, repito, los profesores de la Universidad tienen que investigar además de dar clase. Además es una barbaridad pedir que no se investigue en la universidad por los motivos que ya he comentado.
Lo que subyace es que quien no haya demostrado haber investigado, tal y como era su obligación, va a partir de ahora a dar más clases, cosa que no me parece mal. Si no investigan deberán dedicar el tiempo a otra cosa. Pero para rechazar esta nueva medida Juan se carga completamente el sistema editorial, el sistema de evaluación y la investigación en la universidad. Comparto que hay problemas, pero habría que cuantificarlos con algo más de calma y no pretender tirarlo todo por la borda exigiendo el fin de la investigación.

Dario Fas Marín dijo...

Yo a Kiseki le tengo ganas, me lo pasé bien con Still Walking a pesar del ritmo. Que si, te tenía al borde de la siesta todo el rato, pero precisamente ese no acabar nunca y ese goteo de información y contexto al final me acabó metiendo de tal forma en la ambientación que por un lado quería que se acabara porque me dolía ya el culete (me pregunto como se las apañarían los fans de D.W.Griffith) y por otro daba pena abandonar ese mundo tan íntimo, esa familia, en el que estabas ya totalmente inmerso.

Departures también me encantó, y hasta Air Doll :D

Anónimo dijo...

Ha estado bien ver TAKE SHELTER, iba sin muchas expectativas y me llamó mucho la atención que se mostrara el sufrimiento que deben de ser las enfermedades mentales, creo que aparece de forma bastante realista y humilde, sin artificios. Vemos la desesperación del protagonista por las alucinaciones que tiene y que difícilmente pueden comprender los demás y su lucha interna. Además, la relación entre los componentes de la familia creo que es bastante fiel a la realidad, al menos yo lo percibí así, no me pareció nada artificial y esa sensación de autenticidad unida a la de ponerme en situación y reflexionar de forma empática sobre lo que una enfermedad así puede suponer hizo que valiera la pena ver la película.

Saludos a todos,
suzannelove